Revestimiento de teflón / Revestimiento antiadherente

 
|

(0) Para calificar este artículo tienes que identificarte o registrarte

Revestimiento de teflón / Revestimiento antiadherente
Resumen
El politetrafluoretileno (PTFE), más conocido por "teflón", se utiliza, entre otros fines, como revestimiento antiadherente en ollas y sartenes. Descubierto en 1938, no ha dejado de trabajarse desde entonces en el desarrollo del material. Presenta numerosas ventajas, pero mal utilizado también puede resultar peligroso.

El teflón se utiliza como revestimiento antiadherente en ollas y sartenes, pero también en fábricas de gases tóxicos y en la astronáutica

 

Un revestimiento antiadherente es...

 

Un revestimiento antiadherente es un revestimiento especial que evita que los alimentos se adhieran a las sartenes, ollas y moldes al cocinar u hornear. Está fabricado casi siempre con teflón, y se debe procurar no causar en él arañazos.

 

El teflón es un revestimiento para ollas, sartenes y moldes. Se trata de un polímero no polarizado cuyo nombre comercial "Teflón" fue acuñado por la empresa DuPont. Su efecto antiadherente deja de ser efectivo si el material se raya, por lo que al utilizarlo deben emplearse únicamente utensilios de cocina de madera o plástico. El nombre científico del teflón es "politetrafluoretileno" (PTFE).

 

Antecedentes históricos

 

El PTFE, es decir, el teflón, existe desde 1938. Roy Plunkett lo descubrió por casualidad mientras investigaba un nuevo refrigerante para frigoríficos. Desde 1941, la patente pertenece a DuPont, que comercializó el PTFE bajo el nombre de "Teflón".

 

La primera vez que se utilizó el PTFE fue como protección anticorrosión en una fábrica de armas nucleares Algunos años después, se usó el recubrimiento en sedales para pescar. El químico Marc Grégoire lo empleó para poder desenredar hilos de nailon más fácilmente. Y, en 1954, su mujer Colette aprovechó las características del material para usarlo como medio antiadherente en ollas y sartenes. Hoy día, el PTFE tiene aplicación en un sinfín de ámbitos, entre otros la fabricación de Gore-Tex y la astronáutica.

 

Efectos antiadherentes del revestimiento de teflón

 

Para que el plástico de alto rendimiento teflón se adhiera a las ollas y las sartenes, es preciso que hayan sido previamente perfiladas, lo cual se consigue normalmente mediante la técnica del arenado o con ácidos. Después, se aplica el PTFE mediante presión para que las partículas se agarren a la superficie perfilada de la olla o la sartén. Debido a esta fijación mecánica del teflón a ollas y sartenes, hay que evitar rayarlo, puesto que de lo contrario se podría destruir el revestimiento.

 

Ventajas

 

El material PTFE es muy resistente. La fuerte unión entre los átomos de flúor y los de carbono hace muy difícil que reaccione con otras sustancias. Puede utilizarse con temperaturas de hasta 260 ºC, si bien debe tenerse en cuenta que cuando la temperatura supera los 400 ºC se liberan sustancias tóxicas. Según algunas fuentes, la temperatura crítica es incluso menor. En caso de temperaturas negativas, el teflón aguanta el frío hasta - 270 ºC. Los materiales y objetos se deslizan con facilidad sobre la superficie del teflón: la transición de parada a movimiento se realiza fluidamente debido a que la fricción estática es tan elevada como la fricción de deslizamiento. No se conoce material alguno que permanezca adherido a un revestimiento de teflón.

 

Además, el PTFE no es inflamable, por lo que es relativamente seguro. Debido a sus características, no sólo se utiliza en la cocina, sino también en todos aquellos ámbitos en los que se emplean sustancias químicas agresivas. Durante la construcción de la primera bomba atómica ya se utilizó un recipiente con revestimiento de PTFE para almacenar el hexafluoruro de uranio.

 

Desventajas

 

Constantemente aparecen rumores que afirman que las ollas y sartenes con revestimiento de teflón liberan sustancias cancerígenas. Por ello, los expertos aconsejan no calentar la olla o sartén vacías durante más de tres minutos y evitar, en lo posible, las temperaturas de más de 200 ºC. Por otro lado, el Instituto Federal Alemán para la Evaluación del Riesgo advierte de que no deberían calentarse ni ollas ni sartenes vacíos en placas de inducción, puesto que mediante esta técnica las temperaturas alcanzan el punto crítico muy rápidamente. Aparentemente, los arañazos y la fragmentación del revestimiento de teflón no conllevan riesgo alguno, porque en caso de ingesta de algún trocito del mismo, el cuerpo humano lo puede eliminar.

Otro punto criticado en cuanto al PTFE es, además del mayor riesgo cancerígeno durante la fabricación y el uso, la contaminación medioambiental. Si el teflón se quema, libera sustancias tóxicas a la atmósfera que pueden producir daños considerables.

 

Si se desea exportar PTFE a otros países, hay que informarse sobre las listas de exportación en la aduana. Los equipos químicos de producción con recubrimiento de PTFE tienen que estar registrados, y requieren una autorización oficial porque pueden utilizarse en el proceso de producción en fábricas de gases tóxicos. Contravenir esta imposición puede ser penado con hasta cinco años de privación de libertad.

¿Echas algo en falta?
¡Muchas gracias
por tu consejo!

¿Deseas más información sobre un tema en concreto? ¿Echas en falta la descripción de un grupo de productos? ¿Qué te gustaría leer en Mediapedia?

El equipo de Mediapedia está revisando tu sugerencia. Tengo una sugerencia adicional
PRECIOS VÁLIDOS PARA COMPRAS POR INTERNET. CONSULTE LOS PRECIOS APLICADOS EN TIENDAS MEDIA MARKT
Todos los precios en euros y con IVA/IGIC incluido