Buscar tienda
Todas las tiendas
    Seleccionar tienda

    Flashes

    (5 artículos)

    ¿Cómo y cuándo usar el flash?

    Los flashes son uno de esos elementos maltratados en muchas fotografías. Pese a estar presente en la mayoría de cámaras y cámaras de móvil, paradójicamente las cámaras profesionales no lo llevan integrado. Y es que su misión es dar luz allí donde la luz natural no llega. Quien domina la luz, domina la fotografía. Explora el uso de flash en retratos o simplemente rebotando la luz, iluminando las zonas que quieras destacar. Por no olvidar de su uso en la fotografía deportiva. Por ello, aquí tienes una serie de simples recomendaciones para que sepas cuándo y cómo usar el flash y sus flash accesorios.

    ¿Cuándo sí usar flash adicional?

    Interiores: lo mejor es usar un flash que rebote en el techo o en la pared, con el fin de conseguir un aspecto mucho más natural. Resaltar zonas que antes no destacaba.

    Congelar el movimiento: por si no los sabías, el flash permite congelar el movimiento de una imagen con una corta ráfaga de luz. Funciona especialmente bien si disparas con poca luz y no podemos fijar una velocidad de obturación muy alta, porque quedaría demasiado oscura.

    Flash como luz de relleno: cuando la luz interior o exterior no está frente al objeto, sino frente al fotógrafo, el flash equilibrará las sombras y ayudará a que el sujeto fotografiado no salga oscuro ni con falta de detalles.

    ¿Cuándo no usar flash?

    Fotos nocturnas: no siempre que está oscuro hace falta el flash. En lugar de conseguir un primer plano brillante con un fondo oscuro, obtendremos una imagen bien expuesta si apagamos el flash. Abre más el obturador y reduce la velocidad de captura para que la exposición sea más larga y aprovechar mejor la escasa luz natural. Aquí el trípode jugaría un papel importante.

    Fotos en conciertos: en los conciertos, el flash arroja sombras feas, ya que el ángulo suele ser muy poco natural para la luz. En lugar de eso, lo mejor es ampliar la apertura y reducir la velocidad de obturación para que la cámara capte más luz.