Buscar tienda
Todas las tiendas
    Seleccionar tienda

    Cámaras EVIL

    (39 artículos)

    ¿Qué son las cámaras evil?

    También llamadas CSC o Mirrorless, son cámaras sin espejo, por lo que son unas cámaras mucho más ligeras respecto a las réflex. Son unas cámaras pequeñas y con objetivos intercambiables.

    Son perfectas para llevarlas en los viajes porque ocupan poco espacio y disfrutando de las cámaras evil Canon, cámaras evil Nikon y cámaras evil Sony.

    Las cámaras evil son pequeñas y ligeras, tienen visor en versión digital y un autofocus de mejor Live View AF, es decir puedes disparar más rápido. Disfrutan de alta velocidad de disparo y Live View para una lectura más eficiente de datos. Disponen de los mismos controles manuales que las réflex, de manera que antes de hacer la fotografía puedes ver cómo queda con las modificaciones de luz que has escogido.

    En cuanto a la duración de batería su vida es inferior a las cámaras réflex entre 300 y 400 disparos.

    Ventajas de las cámaras Evil

    -Al no tener espejo, suelen tener un menor tamaño y peso, por lo que son ideales para llevarlas siempre encima.

    -Al igual que ocurre con las cámaras réflex, también permiten los objetivos intercambiables

    Variedad de tipos de sensor. Más resistentes que las Reflex (DSLR). Al eliminar el espejo, resultan menos vulnerables.

    -Mayor velocidad de disparo y sin apenas vibraciones, en comparación con lo que ocurre con las cámaras réflex.

    -Visores más completos con información detallada en todo momento.

    -Más preparadas para grabar video en Full-HD y HD con opciones profesionales.

    -Normalmente tienen conectividad WiFi para transferir fotografías a tus dispositivos móviles.

    Inconvenientes

    -No tienen visor óptico. Al carecer de espejo, no pueden proyectar la imagen desde el espejo al visor para ver exactamente lo que acontece delante del objetivo, como sí ocurre con las réflex. En su sustitución, la mayor parte de cámaras sin espejo o EVIL vienen dotadas de un visor electrónico o LCD, aunque algunos modos incluso prescinden del visor.

    -Menor oferta de ópticas disponibles.

    -En general, gasta más batería que una DSLR, al usar el visor como la pantalla electrónica, reduciendo el número de disparos a 200 o 300. Aunque esto se soluciona comprando una batería de recambio, es un factor que debes tener en cuenta.

    -Al ser más pequeñas que una réflex, su ergonomía es inferior. Esto se traduce en menor agarre de la cámara, cuerpo y espacio para manejar los diales. Cierto es que se puede solventar añadiendo un grip que facilita su agarre, pero este añadido hace perder la ligereza que tan valoran muchos de sus usuarios.