Placas de cocina

Junto con los hornos, las placas de cocción son un elemento básico en cualquier cocina para poder cocinar. Existen principalmente dos tipos de placas de cocción: de gas o eléctricas. Y dentro de las eléctricas hay dos tipos: las de inducción y las vitrocerámicas.
En este post te vamos a contar las diferencias entre ellas y a ayudarte a escoger la que mejor se adapte a tus necesidades.

Tipos de placas de cocina

Placas de inducción

Las placas de inducción utilizan campos magnéticos que generan calor al entrar en contacto con un recipiente. Dado que las placas solo se calientan con el calor de los utensilios de cocina, se enfrían rápidamente tras retirarlos. Además si eliges una placa FlexInducción, podrás utilizar ollas o sartenes de cualquier forma y tamaño y en la posición que necesites.

Placas vitrocerámicas

Las placas vitrocerámicas generan calor gracias a unas resistencias eléctricas situadas bajo una capa lisa cerámica vidriada. De ahí su nombre.
Dependiendo del modelo, tienen al menos dos zonas que se pueden calentar gradualmente. Además son particularmente fáciles de limpiar.
Podrás seleccionar también aquellas con zona extra grande de 32 cm si eres de los que cocina paellas en familia.

Placas de gas

Una placa de gas genera calor a través de una llama que puedes regular. No se necesitan utensilios de cocina especiales, casi todas las ollas y sartenes son adecuadas. Además después de apagarse, la paca se enfría inmediatamente, por lo que no tienes que quitar lo que estés calentando inmediatamente.
El material de la encimera puede ser de acero inoxidable o cristal.

FACTORES A TENER EN CUENTA A LA HORA DE ESCOGER UNA PLACA DE COCCIÓN

Mandos de control
Dependiendo del modelo, la placa se puede ajustar a través de superficies táctiles o elementos de control (extraíbles).

Cocción automática
Una opción que permite calentar rápidamente sin pasarte de la raya y no llegar al punto de ebullición. Evita quemaduras y derrames de agua por exceso de calor. La placa regulará automáticamente la temperatura.

Zona Flex
Una opción muy interesante es la zona de cocción conmutable o Zona Flex.
Esta te permite optimizar el espacio y ganar centímetros para usar utensilios de cocina grandes, como la paella del domingo o una olla extragrande. ¡Adapta el espacio de quemado de tu placa según tus necesidades!

Temporizador
Permite funciones como cuenta atrás, despertador o cronómetro. Para que nunca se pierda el tiempo óptimo de cocción y se pare a tiempo.

Opciones de seguridad
Si no hay utensilios de cocina en el plato o algo se desborda, la placa se apaga automáticamente.

Función Mantener caliente
¿Algún familiar se retrasa o terminas de cocinar demasiado pronto? Esta función mantiene la comida en su temperatura óptima.

Indicador de calor residual
Cuando se induce, la placa no se calienta, sino que se calienta con ollas y sartenes que se posan sobre ellas. Esta función indica si las placas todavía están calientes para evitar que te quemes.

Etapa de fusión
Similar al baño María, mantiene la temperatura constante y, por lo tanto, es adecuado, por ejemplo, para derretir el chocolate.

Sensor de fritura
Al freír, la temperatura de la sartén se controla y se ajusta automáticamente para lograr un resultado perfecto.

Nivel de cocción a fuego lento
En la etapa de cocción a fuego lento, la temperatura se mantiene justo por debajo del punto de ebullición y, por lo tanto, evita la cocción excesiva.

Stop & Go
Si se interrumpe la cocción, puede continuar fácilmente con la configuración seleccionada anteriormente más adelante.

Como ves existen placas de diferentes tipos, diferentes tamaños, tecnologías y acabados. Y en MediaMarkt podrás encontrar placas de las principales marcas: Bosch, AEG, Siemens o Teka entre otras.

Te dejamos aquí algunas recomendaciones de placas de cocción.

Hola

¿Cómo podemos ayudarte?