Buscar tienda
Todas las tiendas
    Seleccionar tienda

    Portátiles gaming

    (46 artículos)
    Processor Logo 1

    OUTLET DAYS

    Portátil Gaming 15,6"

    Con Procesador AMD Ryzen™ 7 5800H
    16GB RAM
    1TB SSD
    RTX3060
    W10
    1349.–
    1249.–

    ¿Qué es un portátil gaming?

    Un portátil gaming es un ordenador diseñado esencialmente para jugar y que se basa en cuatro principios: un buen rendimiento, una gran calidad de construcción, potentes componentes y gran diseño. Dicho esto, en estos aparatos también encontramos teclados de mayor calidad que uno convencional, potentes gráficas y pantallas de gran calidad, que incluyen resoluciones 4K, paneles a la altura y altas tasas de refresco.
    Disponen de un sinfín de puertos y conectores, como múltiples puertos USB de alta velocidad, salida de video HDMI y Displayport para conectar proyectores o monitores extras, lectores de tarjetas y conectores Ethernet. Otra de las ventajas de este tipo de portátiles es su avanzado sistema de refrigeración y ventilación interna, ofreciendo temperaturas adecuadas, lo cual también alarga la vida de sus componentes.
    Por último, no podemos olvidar su sonido, parte indispensable en la experiencia de los jugadores y que resulta extrapolable en cualquier otro ámbito, ya sea de ocio o profesional. Cabe destacar que, pese a que los portátiles gaming se enfocan a un público gamer, no son los únicos usuarios que pueden sacarle partido a este tipo de dispositivos.
    Al ser ordenadores muy potentes, con grandes características y especificaciones, resultan ideales para profesionales que requieren en su trabajo un gran rendimiento gráfico o de potencia, como ingenieros, arquitectos o diseñadores, al tiempo que existe una amplia variedad de marcas y diseños, como portátiles gaming HPportátiles gaming Lenovo o portátiles gaming MSI.

    ¿Cómo mejorar tu portátil gaming?

    Todos los portátiles gaming vienen equipados con lo básico. No obstante, algunos jugadores se dan cuenta que sus dispositivos no les permiten mantener el ritmo con todos los requisitos de hardware que piden los nuevos juegos. Aquí tienes una serie de consejos para optimizar tu portátil gaming y sacarle el máximo partido a tu equipo.

    Ante todo, revisa si la tarjeta gráfica es la óptima para ti

    Una buena tarjeta gráfica gamer diferencia a un portátil gaming correcto a uno superior. Todo depende del presupuesto que manejes y de la calidad gráfica y fluidez que exiges en tus partidas.

    Ten en cuenta la memoria RAM

    Se cree que cuanta más memoria RAM gaming se tenga para jugar, mejor. Así es, pero no del todo. Lo ideal para jugar son 16 GB. 32 GB no son necesarios y 8 GB se te quedará corto, ya que, al poco tiempo, los juegos empezarán a demandar más memoria.

    Equípate con un SSD

    Aunque tengas un ordenador gaming potente, que te equipes con un SSD siempre es una buena idea para evitar problemas de rendimiento. Aunque no ganes FPS por ello, sí que ganarás en estabilidad y no tendrás ni un solo tirón.

    Plan de energía de bajo consumo

    La autonomía y la batería son dos piezas clave que afectan al tiempo que podrás utilizar el portátil gaming sin enchufarlo a la corriente, al tiempo que también afectan al rendimiento del equipo. Por eso, si utilizamos un plan de energía de bajo consumo, limitaremos el rendimiento de los componentes y eso se notará en el rendimiento del equipo, al tiempo que no podremos correr los juegos a máxima velocidad.

    Haz un arranque limpio el sistema

    Si realizas un arranque limpio del sistema, reduciendo las aplicaciones abiertas y los programas en segundo plano, reduciremos el consumo de los recursos. Esta medida también nos ayuda a recuperar algo de memoria RAM y de rendimiento a nivel CPU.

    Analiza el sistema al completo y corrige errores

    Es un paso simple y muy efectivo. Monitoriza la temperatura de tu equipo para identificar posibles problemas de rendimiento por exceso de calor y el estado de los componentes. En este sentido, la desfragmentación del disco duro puede ayudar a mejorar el rendimiento, reduciendo los tiempos de carga y la respuesta del sistema.

    Limpia el interior del portátil

    Un exceso de suciedad puede reducir la efectividad del sistema de disipación, aumentando la temperatura, lo que, a la larga, reduce el rendimiento de componentes tan básicos como la GPU y la CPU. Por lo tanto, si te decides a abrir el ordenador y realizar una limpieza de ordenador puede suponer una segunda vida para tu equipo. No obstante, ten en cuenta que no todos los portátiles se pueden abrir, así que asegúrate que tu equipo puede abrirse antes de hacerlo o pondrás en serio riesgo al dispositivo

    Actualiza el equipo

    Mantén el portátil actualizado en cuanto a hardware y software. Piensa que, especialmente las actualizaciones de software, pueden implicar algunas correcciones de errores o introducir mejoras a nivel de compatibilidad, muy útiles en el uso de nuestro dispositivo. También contribuyen a reducir el riesgo de sufrir ataques e infecciones de malware, lo que puede acabar suponiendo un impacto negativo en el rendimiento. Pero si no tenemos igualmente actualizado el hardware, estas actualizaciones de software no se aplicarán.